miércoles, 12 de octubre de 2011

El día que Belgrano empezó a arruinar el tricampeonato

Por Matías Orciuoli


Boca y Belgrano volverán a encontrarse luego de cuatro años cuando los dirigidos por Ricardo Zielinski visiten la “Bombonera” para enfrentarse contra el único líder del campeonato y, en la memoria de los hinchas "Xeneizes", aún perdura el sabor amargo de aquella derrota sufrida en tierras cordobesas  que se transformó en el principio del fin para el sueño de conseguir el tricampeonato.

En aquel Apertura 2006, el conjunto de La Boca había demostrado un ritmo arrollador durante las primeras diez fechas,  en las que había conseguido seis victorias consecutivas y recién había perdido el invicto en la décima jornada nada menos que en el superclásico.  Durante el primer tramo del torneo, el equipo fue digidido por Alfio “Coco” Basile quien luego dejó su lugar para asumir como técnico del seleccionado argentino y el puesto quedó en manos de Ricardo La Volpe.
A pesar de algunos vaivenes desde la llegada del “Bigotón”, Boca supo mantener la punta hasta el final del certamen y llegó a la jornada 18 cuatro puntos por encima de su más inmediato perseguidor, Estudiantes. El fixture le deparó la visita a Belgrano que se había mostrado como un equipo sumamente irregular a lo largo de la competencia.
Una victoria en su travesía por Córdoba le permitía al elenco de camiseta azul y oro obtener un nuevo título a nivel local, pero los “Piratas” tenían otros planes:  el partido se presentó muy cerrado y recién se abrió a los quince minutos del segundo tiempo gracias al tanto convertido por Franco Peppino, en una gran maniobra individual dentro del área que dejó inmóvil al arquero Aldo Bobadilla. Aquel zurdazo del marcador central se transformó en la única alegría del encuentro y el comienzo de una trago amargo difícil de digerir para Boca.
Luego del heroico e inesperado triunfo, Belgrano volvió a dejar en claro que su rendimiento se basó en la irregularidad al cerrar el torneo con una nueva derrota en cancha de Banfield por 3 a 1.
Por su parte, el “Xeneize”, a pesar de dejar escapar la oportunidad de dar la vuelta una fecha antes, se mantenía como el gran candidato a raíz del empate de Estudiantes frente a Argentinos, aunque después la segunda derrota consecutiva ante Lanús posibilitó un juego de desempate en el que el conjunto de La Plata supo dar vuelta y quedarse con la copa.
El Apertura 2006 se convirtió en uno de los peores recuerdos para los hinchas de Boca, no sólo por haber perdido el campeonato sino por la forma en que se les escapó y por el valor que tenía ese trofeo ya que, de haberlo obtenido, hubieran conseguido por primera vez un tricampeonato y uno de los partícipes fundamentales de aquel fracaso fue Belgrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada