viernes, 30 de septiembre de 2011

Bustos, un auténtico luchador del mediocampo


Por Gonzalo Durand


Maximiliano Bustos, actual futbolista de San Martín de San Juan y ex Vélez Sársfield, será uno de los jugadores que tendrá la posibilidad de cumplir con la famosa Ley del Ex, ya que se enfrentarán ambos equipos este sábado, a las 21.15, por la décima fecha del Torneo Apertura 2011.


Promovido a Primera División en 2001 de la mano de Carlos Compagnucci, el Mencho debutó en la máxima categoría del fútbol argentino un 15 de abril de 2001, frente a Argentinos Juniors, el rival con el que empató Vélez por 0 a 0 en la 12º fecha del Torneo Clausura.  Bustos, rodeado de los habituales suplentes, sobresalió en aquel encuentro, y no sólo se adueñó del centro del campo, sino que supo cómo neutralizar el juego de Federico Insúa, figura del Bichito. Con este empate en La Paternal más otras 4 victorias, 2 igualdes y una sóla derrota, el Fortín pudo clasificar en el quinto puesto a la Copa Mercosur 2001 y a la Copa Libertadores 2002.


En 2005, Vélez se consagró campeón del Clausura, con 8 participaciones incluidas de Bustos en la mitad de cancha. Luego, con la llegada de Miguel Ángel Russo en 2006, e mediocampista intentó despeglar su fútbol como volante por derecha en reemplazo de Jonás Gutiérrez, quien había emigrado a España para defender los colores del Mallorca. A pesar de la insistencia del entrenador, el centrocampista prefirió esperar una oportunidad en su puesto natural, y con la venta de Leandro Somoza al Villarreal de España se volvió a adueñar del círculo central.


A mediados del 2008, y tras haber jugado 165 partidos oficiales en AFA para Vélez con 2 goles incluidos, Bustos fue transferido a Banfield, donde tuvo dos lesiones que lo marginaron de las canchas durante varios meses. La primera de ellas fue una rotura del tendón de Aquiles, en 2009, el año en el que además salió campeón del Torneo Apertura bajo la dirección técnica de Julio César Falcioni. A pesar de recuperarse favorablemente, el volante sufrió una periostitis en su tibia que nuevamente lo alejaron de los estadios de fútbol, pero finalmente estos dos parates le sirvieron para fortalecerse en todo sentido, no sólo en lo físico, sino fundamental en lo anímico, ya que fue considerado por todo el plantel como uno de los jugadores más queridos, y sobre todo, más maduros por lo que atravesó.


Finalmente, y con ganas de instalarse en el interior de nuestro país, Bustos eligió a San Juan como nueva provincia para vivir, y fue por ello que San Martín lo eligió para adueñarse del mediocampo, al que defendió durante siete oportunidades en lo que va del Torneo Apertura 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada