viernes, 2 de septiembre de 2011

Se pinchó una ilusión


Por Damián Nicolás Sánchez


Estudiantes visita este sábado el sur del Gran Buenos Aires donde tiene gratos recuerdos. El 3 de diciembre de 1961, pudo mantener la categoría en la última fecha en un mano a mano con el local y eso provocó el descenso de Lanús a la B.
La gente de Granate no deja en el pasado esa tarde de diciembre, en la que la lucha dentro del campo de juego excedió los límites de la emotividad para todo el estadio.

El equipo del sur ganaba 1 a 0 en un partido con mucha pelea, coraje, en el que hasta ese momento y con tal resultado, él pincha perdía la categoría. Pero, a 10 minutos de final, Roque Fernández pateó un tiro libre, Rulli desvió la pelota y la mandó a la red. Toda La Plata festejó. Gol y salvación, Estudiantes se quedó en Primera.

El encuentro termino con 7 jugadores de cada equipo en cancha, 8 expulsados. Después de un partido dramático, se decretó el descenso de Lanús a la B, y quedó como una mancha en su historia, ese nocaut final aplicado por el León.

Luego de ese histórico hecho, se verán las caras de nuevo tratando de sumar puntos para el torneo domestico. Estudiantes necesita conseguir su primer triunfo y Lanús quiere mantenerse en el pelotón de arriba. Aunque esa espina, sea difícil de olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada