jueves, 15 de septiembre de 2011

Primer y único enfrentamiento en Boedo

Por Matías Carusso


El primer cruce entre San Lorenzo y Atlético Rafaela se dio el 29 de agosto de 2003, cuando en el Nuevo Gasómetro empataron 1 a 1 por la quinta fecha del Torneo Apertura. El gol de los locales lo convirtió Román Díaz, mientras que Emanuel Villa, ex Huracán, decretó el empate final.

Aquel partido, jugado un viernes por la noche, parecía que iba a cumplir con los pronósticos que daban como principal candidato a llevarse los tres puntos al dueño de casa. Más aún cuando recién comenzaba el partido, Díaz conectó un centro que dejó sin chances al arquero Ángel Comizzo y el Ciclón ganaba 1 a 0 desde los vestuarios.

A lo largo de ese primer tiempo, San Lorenzo pudo aumentar más la ventaja sobre su rival que nada pudo hacer frente a los permanentes ataques del tridente ofensivo conformado por Díaz-Carreño-Montillo. Además, la participación activa que tuvieron los volantes Santana y Zabaleta hicieron tambalear más de una vez a la defensa santafesina que de no ser por su arquero, los primeros 45 minutos hubiesen terminado con una diferencia más amplia.

Pero en el complemento la historia fue otra. Unos ajustes defensivos, sumado al ingreso de Villa en la delantera le permitió al equipo de Cachín Blanco salir más firme a la cancha. Y el resultado se comenzó a divisar. En los primeros instantes del segundo tiempo el atacante recién ingresado tuvo una chance clara de gol que salió apenas desviada. Y en la jugada siguiente, el ex Huracán le ganó en el salto a Aldo Paredes y de cabeza puso el empate final que alegró a todo Atlético Rafaela (Y por qué no a Parque Patricios también).

Los principales diarios deportivos hicieron alusión a aquel sorpresivo empate en el Bajo Flores, como Olé que tituló: “Le pinchó el Globo”, y debajo señaló: “San Lorenzo ganaba al minuto y se perfilaba para golear. Pero increíblemente se durmió y Villa, un ex Huracán, le arruinó la noche. Rafaela está a uno de la punta”.


En busca de la paternidad

El corto historial que tiene a San Lorenzo y a Atlético Rafaela como protagonistas mantiene la particularidad que ninguno de los dos pudo imponerse sobre su rival. A lo largo de su estadía por la primera división en la temporada 2003/2004, la Crema empató sus dos encuentros con el Cuervo. El primero fue 1 a 1 y el último partido antes del descenso del equipo santafesino, dio como resultado un aburrido 0 a 0.

Este sábado a partir de las 21:15, se cruzarán en su tercer partido con la esperanza de quebrar esa racha de empates y que, momentáneamente, aparezca un dominador en el historial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada