viernes, 9 de septiembre de 2011

Lázzaro y su historia con los subcampeonatos

Por Matías Carusso



Leandro Lázzaro llegó a Tigre en el 2006 de la mano de Ricardo Caruso Lombardi y fue decisivo en el ascenso del club de Victoria, que para ese entonces dirigía Diego Cagna. Posteriormente logró dos segundos puestos en el Matador: Apertura 2007 y 2008. Sin embargo, en medio de esos torneos pasó por Estudiantes, donde en el Clausura obtuvo un tercer subcampeonato.

A lo largo de su carrera como futbolista profesional, Lázzaro jugó en 11 equipos diferentes. Debutó en Nueva Chicago en 1994 y cuatro años más tarde emigró al fútbol europeo, donde estuvo hasta 2006 que regresó a la Argentina. Tanto en el Torito de Mataderos como en su último equipo, Instituto, se desempeñó en la B Nacional.

Durante su estadía por el viejo continente, el goleador nacido en Capital Federal jugó en el FC Slovan Liberec (1998/2000) y en el AC Sparta Praga de República Checa. Para luego mudarse a Italia, donde vistió las camisetas del Salernitana (2001/2002), Nocerina (2002/2003), Tivoli (2003), Ravenna Calcio (2004) y el Pro Cesto (2004/2006). En total marcó 84 goles en 193 presentaciones.

Luego de su fructífero paso por Europa, Caruso Lombardi puso sus ojos en él, Tigre adquirió sus derechos y el goleador empezó a responder con goles. Los buenos rendimientos del equipo lo colocaron en el reducido para pelear por un lugar en la máxima categoría. Luego de dejar en el camino a Chacarita y Platense, enfrentó a Nueva Chicago en la final de la Promoción y lo derrotó en el global por 3 a 1. Pero uno de sus goles más recordados es el que le convirtió de chilena al Torito de Mataderos y decretó el 1 a 0 definitivo en la ida.


“El ascenso fue lo más lindo que me pasó en mi carrera”, reconoció Lázzaro en una entrevista con El Gráfico. Pero aquel equipo no se conformó con eso y fue por más. Para el Apertura 2007, Tigre formó un gran equipo y Lázzaro, goleador del equipo de Victoria con diez tantos, fue un pilar fundamental para que el elenco de Cagna consiguiera un meritorio subcampeonato detrás de Lanús, el campeón.

Luego de dos años, el delantero cambió el aire y Estudiantes de La Plata fue su décimo equipo. Allí participó en la Copa Libertadores 2008 y consiguió un segundo puesto compartido con Boca tras finalizar con 39 puntos. Cuatro unidades por encima de ellos quedó River, que consiguió su trigésimo tercer título a nivel local.


Ya para el Apertura 2008, el delantero volvió a Tigre y logró la mejor campaña en torneos cortos con el Matador. Luego de un campeonato sensacional que incluyó victorias frente a equipos como Boca (3 a 2), San Lorenzo (1 a 0), Huracán (3 a 0), River (3 a 1) e Independiente (1 a 0), los dirigidos por Cagna se clasificaron al triangular final con los Xeneizes y Cuervos. Si bien llegaron al partido decisivo contra la institución de la Ribera y Lázzaro marcó el único tanto del partido, el resultado no alcanzó para cumplir con el sueño del club de Victoria que una vez más se le esfumó el sueño del título.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada