viernes, 9 de septiembre de 2011

Estévez: goleador en envase chico

Por Nicolás Bettio


Maximiliano Estévez es recordado con mucho cariño por los hinchas de Racing debido a que, durante sus tres etapas en el club, fue el goleador del equipo en cuatro torneos, entre los que se incluye el Apertura 2001 cuando la “Academia” salió campeón. Pero el “Chanchi” también vistió por un año la camiseta de Olimpo, aunque sus buenos rendimientos no convencieron a la dirigencia, quienes no le renovaron el contrato.

Es el número 23 de los máximos goleadores de Racing con 54 tantos oficiales y, a pesar de su 1,64 metros, siempre se las arregló para desarticular a las defensas rivales. Maximiliano Estévez se inició en Sacachispas, aunque la mayoría de las divisiones inferiores las realizó en Racing.

Ángel Cappa fue el técnico que lo hizo debutar a los 21 años, un 17 de febrero de 1998, cuando el club de Avellaneda cayó ante Vélez por 2 tantos. Sus buenas actuaciones llamaron rápidamente la atención de grandes equipos del país y el mundo, sin embargo, debido a los problemas económicos que afrontaba la institución, fue vendido en el 2000 al Racing de Santander. En su primera etapa, fue goleador de la “Academia” en el Clausura 1999 con 4 tantos y en el Clausura 2000 con 6.

El 2001 fue, sin dudas, su año. Tras jugar 14 partidos en España y no convertir, en su retorno a Racing consiguió su mayor logro deportivo: ganar el Apertura. Nuevamente fue el máximo anotador en el Clausura con 6 conquistas, y del torneo que se terminó adjudicando el club de Avellaneda con 7 tantos. De todas maneras, su fuerte personalidad hizo que tenga problemas con la dirigencia, más precisamente con Fernando Marín, por lo que abandonó el equipo.


Luego de un paso por México, a mediados del 2004 el “Chanchi” aceptaría una oferta de Olimpo para jugar un año. Sus buenas actuaciones no coincidieron con las del equipo que, en el Apertura, finalizaría en el puesto 18º con 17 puntos, sólo por encima de Instituto y Huracán de Tres Arroyos. Con la llegada de Gregorio Pérez, para el comienzo del 2005, el conjunto de Bahía Blanca mejoró en su juego, y la delantera Estévez – Delorte empezó a rendir. Finalmente, Olimpo evitó jugar la promoción y cumplió el objetivo de la temporada. Algo que el delantero ex Racing no pudo lograr, ya que por tener inconvenientes con la dirigencia, no se le renovó el contrato.


Su tercera etapa en Racing fue la más conflictiva. Durante la temporada 2007/2008 retornó al club por pedido del plantel, que lo consideraba fundamental para el grupo. De todas maneras, no tuvo mucha continuidad debido a que no se encontraba en el mejor estado físico y,  una discusión con Miguel Micó, entrenador de aquel momento, hizo que fuera separado del equipo. A mediados de 2008, ya con Llop en el banco, Estévez recibió una oferta de renovación con un saldo casi inexistente, y el delantero aseguró que le pidieron que “jugara gratis”. Por lo que dejó la institución por última vez y desembarcó en Cerro Porteño.

14 clubes, 8 países. La carrera de Estévez no se detiene y, en el último semestre, arregló para sumarse a Deportivo Merlo. Los hinchas de Racing lo recuerdan con cariño y es considerado un ídolo del club según la página oficial. Por su parte, en Bahía Blanca se quedaron con ganas de verlo jugar más, aunque sus breves pero buenas actuaciones, ayudaron a que el "Aurinegro" se quedara un año más en la máxima categoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada