martes, 20 de septiembre de 2011

La noche que se invirtieron las camisetas

Por Matías Carusso


Boca y Estudiantes se cruzaron en un partido donde los máximos protagonistas de aquella jornada fueron dos jugadores que con el tiempo se identificarían con la camiseta rival: Martín Palermo y Juan Sebastián Verón. El encuentro finalizó 2 a 1 en favor del conjunto de La Plata con dos goles del delantero, mientras que la Brujita había abierto el marcador para el club de la Ribera.

Aquel 11 de agosto de 1996, en el partido correspondiente a la decimoctava fecha del Clausura disputado en la Bombonera, había dos historias que se ponían en juego. Una, la de Verón, un jugador surgido de Estudiantes que pasó a Boca y ya se sabía que iba a ser transferido a la Sampdoria de Italia. Y por otro lado, Palermo, quien nunca imaginó que al equipo que le convirtió esos dos goles aquella noche, sería la institución con la que más títulos conseguiría.

Con el peso del historial a favor del local, Boca fue a buscar el partido y consiguió la apertura del marcador a los 14 minutos del primer tiempo con un exquisito tiro libre de Verón, quien no lo gritó por su pasado en el Pincha.

Sin embargo, el equipo platense dirigido por el “Profe” Córdoba llegó a la igualdad ocho minutos después, gracias a su blondo delantero. Un centro de Claudio París que Palermo conectó de derecha puso las cosas como al inicio y las cosas estaban 1 a 1.

Y a los 27 minutos del complemento apareció la especialidad de Palermo. Otro centro pero esta vez desde la izquierda de Gastón Mazzuco y un cabezazo que dejó sin nada por hacer al arquero boquense, Carlos Fernando Navarro Montoya.

De esta manera, Estudiantes se acercó a Boca y ambos quedaron en la cuarta y quinta posición respectivamente, producto del empate que ambos consiguieron en la última fecha. Luego de esta victoria, el conjunto Pincharrata no volvió a ganar en la Bombonera hasta el Apertura 2008, cuando por la novena fecha lo derrotó por el mismo resultado (Lucas Viatri para el local y Diego Galván y Leandro Benítez para la visita). 



La supremacía de Boca frente al Pincha

A pesar que en el último tiempo hubo una cierta paridad entre ambos equipos, el conjunto de la Ribera domina ampliamente el historial. Ambos jugaron 173 partidos, de los cuales Boca ganó 96 (301 goles), Estudiantes hizo lo propio en 37 ocasiones (183 tantos) y empataron las restantes 40.

A pesar de llevarle 59 encuentros de diferencia, Boca sólo pudo ganar un partido de los últimos ocho en juego, con cinco derrotas y dos empates. El único cotejo del que se llevó los tres puntos fue el disputado en el Clausura 2011 por la octava fecha. Hernán Rodrigo López había abierto el marcador para el Pincha mientras que Juan Román Riquelme y Lucas Viatri decretaron el 2 a 1 final en favor de los Xeneizes.

Con este panorama, los dirigidos por Julio César Falcioni recibirán este jueves a partir de las 21:15 al equipo de Miguel Ángel Russo que viene de ganar su primer partido del campeonato, producto de su victoria ante Argentinos por 4 a 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada