viernes, 2 de septiembre de 2011

Barlatay y su paso por Arsenal y Godoy Cruz

Por Matías Carusso


A pesar de no haber cumplido una década como jugador profesional, a Marcos Barlatay le bastaron nueve años para jugar en ocho equipos diferentes. Arsenal y Godoy Cruz fueron dos de ellos y si bien en la actualidad ambos clubes se encuentran en Primera, cuando vistió ambas camisetas le tocó hacerlo en la B Nacional.

Nació en Baradero, provincia de Buenos Aires, y realizó las inferiores en Independiente como volante por la izquierda. Sin embargo, allí no tuvo la participación que anhelaba y debió partir rumbo a Sarandí, donde finalmente debutó en Arsenal en la temporada 1995/96. En el club del Viaducto disputó 22 partidos y anotó un gol.

Luego de su campaña en la institución del Sur, Godoy Cruz de Mendoza se transformó en su tercer club y segundo donde jugó oficialmente durante un año más en la segunda categoría. Con una intervención más activa que en el Arse, en el conjunto Tombino participó en 39 encuentros y marcó cinco tantos.

Gracias a su desempeño en el equipo cuyano, logró debutar en Primera en Gimnasia y Tiro de Salta en la temporada 1997/98 y luego pasó por Huracán. Allí tuvo su momento más glorioso en medio de un clásico frente a San Lorenzo, cuando le arruinó la fiesta al Matador tras convertirle el empate sobre el final del encuentro.

Luego de su paso por el Globo, Quilmes y Nueva Chicago fueron sus últimos dos clubes en la Argentina para concluir con su carrera en el Spezia, un equipo de la tercera categoría del fútbol italiano.

Finalmente, en 2003 decidió ponerle punto final a su corta carrera y regresó al país para dedicarse  de lleno a la dirección técnica. Sportivo Baradero, Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, Club Atlético Defensores Unidos y Mitre de San Pedro fueron los equipos que dirigió hasta el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada