domingo, 28 de agosto de 2011

Tres al hilo


Por Gonzalo Durand


Con dos goles de cabeza de Lucas Ocampos y Carlos Sánchez, más otra definición de Alejandro Domínguez, River Plate le ganó por 3 a 1 a Desamparados de San Juan en la tercera fecha del Torneo de Primera B Nacional, y se ubica como puntero del certamen con 9 puntos sobre tres partidos disputados.


A pesar de la ausencia de hinchas de River debido a la suspensión del Monumental, el equipo de Núñez atravesó una nueva etapa en esta expedición que tiene como objetivo volver a Primera luego de esta temporada. Y para ello, desempeña un fútbol agresivo, con mucha presión y precisión, que además es combinado con buenos resultados para sumar de a tres durante los partidos. 

Con un cabezazo a contrapierna del arquero Matías Giordano, el juvenil Lucas Ocampos estampó el 1 a 0 a los 35 minutos del primer tiempo, y llegó a su segundo tanto con la Banda Roja en tres partidos jugados. Diez minutos más tarde, asistió al uruguayo Carlos Sánchez para que haga su segundo gol como futbolista del club de Núñez y para que todos los hinchas disfruten del renacer riverplatense. En relación a estos goleadores, llama la atención la efectividad que tiene este equipo en los cabezazos, ya que 4 de los 7 goles que convirtió en el certamen los hizo por esa vía.

Sin embargo, Desamparados de San Juan no se achicó ante la hegemonía local, y a los 15 minutos del segundo tiempo asustó a los dirigidos por Matías Almeyda con un gol de Federico Rosso. Los viejos fantasmas acechaban nuevamente, pero a los 26 del suplemento apareció Alejandro Domínguez para definir solo, debajo del arco, luego de una pirueta fallida del capitán Fernando Cavenaghi. Además, ya son 12 los gritos que tuvo con la camiseta millonaria, y volvió a anotar luego de 8 años, ya que el 29 de octubre del 2003 convirtió su último tanto antes de emigrar a Rusia.

De esta forma, con la presencia en un palco del presidente de la institución Daniel Alberto Passarella, River volvió a jugar como local en el estadio Tomás Ducó luego de 27 años, ya que el último cotejo disputado en esta sede fue en 1984, en un empate 0 a 0 contra Ferro, y cosechó su tercera victoria consecutiva, una seguidilla que no conseguía desde la fecha 9 del Torneo Clausura 2011. En aquel entonces, el equipo de Núñez le ganó 1 a 0 a Banfield, tras haber derrotado consecutivamente a Newell’s por 2 a 1 y a Quilmes por 1 a 0.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada