jueves, 13 de octubre de 2011

La victoria que llevó a la Lepra a la Sudamericana

Por Joaquín Díaz


El 30 de abril de 2010 Newell’s visitó a Arsenal en el partido correspondiente a la 17º fecha del Clausura con un solo objetivo en mente: clasificar a la Copa Sudamericana. Si la Lepra lograba los tres puntos, clasificaría al torneo continental que se disputaría en el segundo semestre del año. Pero enfrente, el elenco de Sarandí necesitaba cortar la mala racha con la que llegaba al encuentro (cinco partidos sin ganar).


En un disputado cotejo entre dos rivales con poco poder ofensivo pero sólidos en defensa, el visitante se quedó con la victoria con dos goles de pelota parada. El defensor Agustín Alayes abrió el marcador a los 12 del primer tiempo con un cabezazo tras un centro de Mauricio Sperdutti. Y a los 30, otro envío del volante en un tiro libre encontró a Rolando Schiavi, el otro central, que no pudo definir en primera instancia pero se encontró con un mal despeje de Claudio Mosca y con la cabeza sentenció el resultado.

Tras obtener la ventaja, el conjunto santafesino la conservó sin pasar sobresaltos, e incluso pudo haber aumentado en el segundo tiempo de la mano de Mauro Formica y de Joaquín Boghossian, pero las oportunidades que tuvieron se fueron desviadas a centímetros de los postes defendidos por Cristian Campestrini.

Esta victoria no sólo le permitió a Newell’s entrar en la Sudamericana, sino que también lo dejó con una muy mínima chance de pelear por el título, ya que quedó a seis unidades del líder Estudiantes. Sin embargo, el Pincha ganó su partido ante Chacarita esa misma fecha y le quitó las esperanzas a los rosarinos. El campeón del torneo finalmente fue Argentinos Juniors, que dirigido por Claudio Borghi acumuló 13 encuentros sin conocer la derrota tras un arranque flojo y terminó un punto por encima de los platenses.

La actuación en la Copa del elenco de Roberto Sensini fue bastante buena. En primera instancia, superó a Estudiantes por un global de 2 a 1 (ganó 1 a 0 en Rosario e igualó 1 a 1 como visitante) y llegó a los octavos de final. Allí se cruzó con el San José de Bolivia, al cual venció sin inconvenientes por 6 a 2 (6 a 0 en la ida de local y 0-2 en el país vecino). La participación del equipo acabó en los cuartos de final, donde cayeron por un marcador total de 1 a 0 ante la Liga de Quito (empate a cero en casa y derrota por la mínima diferencia en Ecuador). El torneo sería ganado finalmente por Independiente, tras vencer en la final por penales al Goiás de Brasil.

Los goles del partido en Sarandí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada