viernes, 23 de septiembre de 2011

Querido en todos lados

Por Nicolás Rodríguez
 
Mauricio Casierra es uno de los pocos jugadores que han conseguido cosas importantes con Estudiantes y Belgrano de Córdoba que se enfretarán el próximo domingo a las 20:15 en el Estadio de Quilmes.


El defensor comenzó su carrera profesional con apenas 17 años cuando debutó en el año 2002 con la camiseta del Once Caldas, equipo en el que hizo todas las inferiores como lateral izquierdo. Como la etapa en la que debutó resultó un ciclo de transición para el cuadro de Manizales, el jóven de actualmente 25 años se consagró en su posición original conquistando en un principio el Torneo Apertura Colombiano edición 2003; y finalmente la Copa Libertadores del año 2004, derrotando a Boca Juniors por penales en Manizales.

Después de la consagración, el Cholo Simeone puso sus ojos sobre el lateral y decidió llevarlo a Estudiantes de la Plata donde ganó el Torneo Apertura 2006, también derrotando a Boca en la final que se jugó en el Estadio José Amalfitani, tras finalizar el Torneo ambos equipos con la misma cantidad de puntos.

A esta altura el colombiano ya era ídolo en Manizales, por lo que decidieron traerlo otra vez y así  Mauricio volvió a vestir el blanco de la camiseta del Once Caldas para la temporada 2007-2008. Luego de una temporada correcta, el club Millonarios que se encontraba en formación luego de varios problemas económicos, lo contrató por dos temporadas donde el defensor tuvo algunas lesiones que le impidieron jugar al 100 porciento.

Para el 2009, Belgrano de Córdoba contrató sus servicios por pedido de su presidente, Armando Pérez. Durante las primeras fechas del campeonato, Mauricio no encontraba su mejor juego, al igual del equipo que se encontraba último en la tabla de posiciones. Pero con la llegada de Ricardo Zielinsky, "pirata cordobés" logró mostrar su mejor fútbol finalizando cuarto en la tabla final y venciendo en la promoción a River Plate, y así logrando su regreso a primera división.

Luego de lo histórico que significo la definición de la promoción, el club de sus amores, Once Caldas, decidió contratarlo para nunca mas volver a dejarlo ir y así convertirlo en el capitán histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada