jueves, 8 de septiembre de 2011

Pereyra busca revancha ante el Rojo

Por Joaquín Díaz

Tras jugar la mayor parte de su carrera en el ascenso argentino, César Pereyra tiene la chance de volver a mostrarse en Primera tras cinco años con Belgrano de Córdoba. Y este domingo se enfrentará, justamente, a Independiente, el club en el cual tuvo un fugaz paso por esta categoría sin poder afianzarse en el primer equipo.


El Picante debutó en Unión en 2002, el último año del club en la máxima división del fútbol argentino antes de este 2011. Luego de una serie de buenas temporadas en el Tatengue llegó al Rojo de la mano de Julio César Falcioni en el 2005. Sin embargo, el santafesino sólo disputó 11 encuentros con el conjunto de Avellaneda, sin anotar goles. Las pocas chances que tuvo no le alcanzaron para ganarse el puesto por encima de jugadores como Sergio Agüero, Nicolás Frutos, Eduardo Bustos Montoya y Osvaldo Miranda.

En 2006 dejó Argentina para jugar en el Atlas de México, antes de retornar al club que lo vio nacer al año siguiente. En 2009 fue enviado a préstamo a Belgrano y, tras dejar una buena impresión, la institución cordobesa decidió hacer uso de la opción de compra para adquirir definitivamente el pase del delantero. Esto resultó ser un acierto de la dirigencia, ya que Pereyra fue una de las figuras del Pirata en la obtención del cuarto puesto en el campeonato del Nacional B en 2010-2011 y en la histórica Promoción en la que retornaron a Primera División al vencer a River 3 a 1 en el global, (anotó uno de los tantos en el 2 a 0 de la ida).

El jugador nacido en Villa Ocampo, Santa Fe, ya sabe lo que es convertirle a un ex. La temporada pasada, Unión sufrió en dos partidos distintos la contundencia del Picante y en ambas vio como el Celeste se quedaba con los tres puntos. El 14 de noviembre de 2010, el Picante marcó por primera vez ante el Tatengue en la victoria 3 a 0 de su equipo como visitante (Héctor Cuevas y Gastón Turús completaron la goleada), mientras que el 12 de mayo del 2011 anotó otros dos tantos ante su ex en el triunfo por 3 a 2 de los cordobeses. Martín Andrizzi anotó el restante gol del local, mientras que Paulo Rosales y Jorge Velázquez hicieron los dos de la visita, que finalizó el encuentro con sólo siete jugadores debido a las cuatro expulsiones que sufrió en los últimos siete minutos.

El domingo, Pereyra se enfrentará a Independiente, seguramente buscando una revancha ante el club que no le dio muchas chances de mostrarse. Ahora titular indiscutido en su equipo, el 7 intentará cumplir con la ley para dejar en claro que tiene las condiciones de formar parte de un plantel de Primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada