martes, 20 de septiembre de 2011

De Liniers a Boedo para consagrarse campeón

Por Agustín García Belachur





La relación entre Damián Manusovich y San Lorenzo de Almagro surge instantáneamente, ya que además de haber jugado durante seis años en esa institución, el ex defensor declaró públicamente su gran fanatismo hacia la camiseta azulgrana. Pero antes de llegar a Boedo, el Ruso vistió la casaca de Vélez Sarsfield la temporada anterior.


Previamente a que el conjunto de Liniers consiga el segundo campeonato de su historia, Clausura 1993, el jugador surgido de Atlanta fue transferido a San Lorenzo. A lo largo de su primer año en el Ciclón, se afianzó en el plantel y en 1994 fue titular en el equipo dirigido por Héctor Veira que protagonizó a través de un cuarto y segundo puesto los torneos correspondientes de ese año.

Llegó 1995 y Manusovich fue uno de los baluartes del plantel que consiguió el Clausura, coronándose campeón después de 21 años de sequía. En la memoria de todos los Cuervos quedará el llanto genuino de Damián, en el vestuario del Gigante de Arroyito, lleno de emoción, que le impidió responder las preguntas de los periodistas tras la consagración azulgrana.

Entre los 150 partidos disputados por Manusovich en San Lorenzo, también estará especialmente recordado el día en que convirtió el primer y único tanto de su carrera. El 19 de noviembre de 1997, fecha 13 del Apertura, Colón de Santa Fe sufrió su gol que decretaba el 2 a 0 parcial, ante la explosión de la parcialidad local.

Un año más tarde, fue descartado del plantel por Oscar Ruggeri y el Ruso se fue a España, finalizando su carrera en 2002 en el Elche. Luego incursionó en el periodismo, realizando el programa radial “Siamo Fuori” junto a otros ex futbolistas como Fernando Pandolfi y Christian Bassedas. Actualmente realiza el programa “Fútbol para todos” que se emite diariamente por Fox Sports.

El gol de Manusovich


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada