viernes, 26 de agosto de 2011

Entre dos eternos rivales


Por Agostina D'Martino


Aunque las primeras apariciones de Cristian Favre como jugador profesional se dieron en el club Villa Mitre, de la ciudad de Esperanza,  alcanzó la Primera División con la camiseta de Unión en 1992 y años más tarde también tuvo su paso por Colón, pese a la rivalidad eterna entre ambos clubes santafesinos.

El 15 de marzo de 1992 y frente a Estudiantes fue el día de su debut en el Tatengue, donde permaneció hasta 1995. En aquella etapa le tocó vivir el cuarto descenso del club a la B Nacional en el Clausura ’92, y hasta su ida no pudo volver a jugar en la máxima categoría, ya que el regreso de los santafesinos a Primera se dio recién en 1996.

En las dos temporadas siguientes a su salida de Unión, dónde jugó sólo seis partidos y no marcó goles, Favre vistió las camisetas de Atlético Tucumán y Platense. Hasta que en 1998 desembarcó nuevamente en su provincia natal, Santa Fe, para jugar en Colón, justamente el club con el que el Tate mantuvo durante toda la historia una rivalidad muy marcada.

En el Sabalero, el volante convirtió un tanto y tuvo la posibilidad de disputar de la Copa Libertadores y de acceder a los cuartos de final, dónde fue derrotado por River Plate. Pese a esta eliminación, la participación del club en un torneo de estas características y el haber resultado entre los mejores ocho equipos del continente, fue un hecho muy importante y lo máximo que alcanzó el club a nivel internacional.

Luego de su paso por Colón, Favre pasó por Independiente Rivadaviay San Martín de Mendoza, Belgrano e Instituto de Córdoba, San Martín de San Juan, Luján de Cuyo y finalmente se retiró en Deportivo Maipú también de la ciudad mendocina.

Cristian Favre es uno de los tantos jugadores que pasaron por dos veredas enfrentadas en el fútbol argentino. Seguramente el encuentro que este domingo disputarán Colón y Unión después de ocho años le recordará su paso por los dos clubes santafesinos, protagonistas de uno de los clásicos más calientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada