viernes, 26 de agosto de 2011

Borghi, en las dos veredas como jugador y técnico

Por Agostina D'Martino



Claudio Borghi es un hombre muy identificado tanto con Argentinos Juniors como con Independiente, ya que no sólo se destacó en ambos clubes a lo largo de su trayectoria como jugador sino que también supo dirigirlos y hasta consagrarse en el uno de ellos.


Borghi tuvo su debut en la Primera División del conjunto de La Paternal en 1981 y rápidamente logró consolidarse. Se convirtió en el jugador más importante del equipo y fue clave para la obtención del Metropolitano de 1984 y la Copa Libertadores 1985, que les dio 
el pase a disputar con la Juventus la Copa Intercontinental del mismo año.

Si bien Argentinos no pudo coronarse en Japón, el Bichi fue la figura del encuentro y todo este buen rendimiento se vio reflejado en su convocatoria para integrar el viajar con Argentina al Mundial de 1986, dónde jugó pocos partidos.

Al volver de la Copa del Mundo, el ex mediocampista fue transferido al Milan, aunque no pudo quedarse en el club italiano por tener el cupo de extranjeros completo.  Entonces fue cedido al Como, también de Italia, por una temporada y luego Neuchâtel Xamax FC de Suiza, hasta que regresó a Argentina para ponerse la camiseta de River Plate en 1988.

Tras vestir los colores millonarios, Borghi arribó en Brasil para jugar en Flamengo y obtener allí la copa brasilera de 1990. Ese año también tuvo su paso por Independiente, en el cual mostró un buen rendimiento, sin embargo el club no alcanzó ningún título.

Luego, el Bichi jugó en Unión de Santa Fe, Huracán y Colo Colo de Chile, dónde obtuvo la Recopa Sudamericana y la Copa Interamericana de 1992, Platense y Correcaminos de la UAT (México). Finalmente, los últimos años de su carrera los vivió en Chile, en el O'Higgins de Rancagua, Audax Italiano y Santiago Wonderers, dónde colgó los botines en 1999.

Y fue justamente en el país vecino dónde el bonaerense comenzó su trayectoria como director técnico, la cual comenzó en el Audax Italiano en 2002 y continuó en otro de los clubes que lo vio jugar: Colo Colo. En este último, el DT alcanzó sus mayores éxitos ya que conquistó cuatro campeonatos chilenos en forma consecutiva.

Luego de su permanencia en Chile, Borghi decidió probar suerte en Argentina esta vez como entrenador. Así fue que asumió en Independiente en 2008, otro de sus ex clubes, aunque logró una campaña muy irregluar y sin buenos resultados. Se alejó del cargo ese mismo año y asumió en el equipo de sus orígenes,  dónde si logró consagrarse en el Clausura 2010.

Posteriormente dirigió a Boca Juniors pero luego de una mala racha y de perder el superclásico ante River, el técnico presentó la renuncia. Actualmente, se encuentra al frente de la Selección Chilena dónde ha sentido el cariño de la gente que lo vio en las canchas de su país durante tantos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada