domingo, 19 de junio de 2011

Un punto que los deja conformes

Por Nicolás Rodríguez

                 

En uno de los cinco partidos disputados en simultáneo, Argentinos Juniors y Tigre igualaron en un gol en el Estadio Diego Armando Maradona. Un empate que le sirvió a ambos equipos,  al local por la lucha hacia la Copa Sudamericana y por el lado del visitante para evitar la promoción.



Apenas  un minuto después de las tres de la tarde, el árbitro Juan Pablo Pompei dio inicio a un partido que tenía en vilo tanto a Olimpo de Bahía Blanca, como a River Plate que enfrentaron a Quilmes y Lanús, respectivamente.

Desde el comienzo con el cuarteto ofensivo integrado por Gustavo Oberman, el habilidoso Emilio Hernandez, la joven promesa Ciro Rius y Nicolás Blandi en lugar del paraguayo Salcedo, el local avisó  y una salvada en la línea del defensor de Tigre,  Cáceres,  ahogó el grito de gol . Pero a los 20 minutos del primer tiempo, tras  un centro de   Rius,  el jugador de Boca cedido a préstamo,  Nicolás Blandi, conectó solo desde el área chica y el vuelo de Ardente no pudo evitar el gol de Argentinos.

Sin embargo, no fue todo alegría para el delantero de Campana, ya que  5 minutos después de convertir debió abandonar el campo de juego por una lesión. Su lugar fue ocupado por el paraguayo Santiago Salcedo que tuvo varias chances de gol y no pudo concretar (una increíble que quiso “taquear”).

Luego de la lesión de Blandi, el equipo de Victoria fue a buscarlo con todo lo que tenía sin el lesionado Denis Straqualursi, que lo miraba desde el banco de suplentes. 

A los 30 minutos,  llegó el empate luego de un córner que Cachete Moralez logró impactar  con la espalda y dejó solo al capitán Román Martinez, quien improvisó una potente volea que dejó sin chances a Luis Ojeda, arquero del cuadro de La Paternal.

El segundo tiempo fue mucho más trabado que el primero, con más roces que jugadas de riesgo y 4 amonestados en los primeros 20 minutos del segundo tiempo. Pero el partido siguió “picado” y Gentiletti  salió expulsado luego de sufrir la segunda amonestación.
La impresión que dio el tramo final de la segunda parte fue la conformidad de ambos equipos por el resultado, la posesión del equipo local sin profundidad y al equipo de Victoria más espectante de otros estadios que del suyo.

 Con este empate, el “bichito de la paternal” llegó a los 54 puntos y se encuentra con chances de entrar a la Copa Sudamericana 2011, a la espera de una derrota o empate de Racing ante el campeón, Velez, sin la presencia del colombiano de Teófilo  Gutierrez, su mayor carta ofensiva. Mientras que Tigre “safó” de todo y con 50 puntos sumó una buena cantidad pensando en el promedio que la temporada que viene lo va a tener expectante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada